El último cisco de Álex de la Iglesia.

No me sorprende que cueste tan poco encontrar comentarios favorables sobre Balada triste de trompeta en la blogosfera americana.

Es una obra desbocada que no gasta un segundo en pretender la transgresión. Gustará a aquellos que aprecien el humor negro, las prolongadas escenas de tiroteos, las relaciones afectivas tortuosas, el masoquismo. Queda claro que Álex de la Iglesia no se pliega a nada. Tiene una visión personal del cine a la que parece que no piensa renunciar aunque siga produciendo obras imperfectas. En mi opinión Balada triste pierde aire por varios ángulos, pero también contiene una estética poderosa, escenas muy bien filmadas y un buen puñado de escenas espléndidas tan propios del director.

Para los interesados dejo aquí el abajo uno su primer cortometraje, Mirindas asesinas. Llama la atención hasta qué punto está ahí su ADN cinematográfico: la tendencia al gore, las armas en manos de los personajes menos pensados, la jovialidad, la solvencia de unos actores a los que se mantiene fiel (Álex Angulo, Ramón Barea y Saturnino García deben estar en el santoral del cine español por esta larga colaboración), la atención al detalle, los personajes patéticos, los conflictos cuya solución tarda y tarda en aparecer, el poso de una honda cultura cinematográfica. Más allá de la peripecia, y el gamberrismo sus obras poseen algo que permanece. Disfruten:

Advertisements
This entry was posted in Cine, Uncategorized and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s