El New York Times cierra el año abriendo con México y España

Llama la atención que el New York Times lleve a su portada de su última edición del año dos reportajes de asuntos internacionales. En concreto España y México. Cabe puntualizar, con todo, que el reportaje sobre la agricultura orgánica en México subraya la implicación del mercado estadounidense en lo que está sucediendo al otro lado de la frontera. Es algo así como una píldora para despertar la conciencia de los lectores. El que trata de España sólo pretende informar.

Jitomates en Baja

Resulta que la agricultura “orgánica” (también he encontrado los términos “ecológica” y “biológica” para definir este tipo de productos) no siempre acarrea beneficios para el planeta. En Baja, la dependencia de la exportación obliga a un buen número de prácticas poco ecológicas: monocultivos, red de distribución poco eficiente, agotamiento de los recursos hídricos. Una vez más, como es en el caso del impacto del uso de maíz para fabricar biocombustibles, las buenas intenciones tienen consecuencias imprevistas. La interdepencia planetaria impide las soluciones unívocas. Por si a alguien no le queda claro Elisabeth Rosenthal proteger el medio ambiente no implica comprar los jitomates en Whole Foods. El artículo, por cierto, me recuerda a un lejano episodio de los Simpson en el que el señor Burns construye una red con aros plásticos de six-packs para hacer el “Li’l Lisa’s Patented Animal Slurry”. Que en 2012 los Simpson recuperen su lucidez y su sátira.

El déficit español

En su reportaje sobre el recorte del déficit en España Suzanne Daley se centra en los problemas presupuestarios de las “autonomous regions”. Facilita un ejemplo elocuente de dispendio público: una prisión sin internos. Mantenerla cerrada y sin estrenar es un dispendio más barato que abrirla, así que permanece cerrada. Algo falla, no hay duda. A pesar de todo, parece injusto que la carga de toda prueba se centre nomás en las comunidades autónomas. En un artículo del The New York Times uno espera algo más que la opinión de dos economistas de derechas y un par de “experts say” y “experts believe”. Al menos en una pieza de portada.

Advertisements
This entry was posted in En el espejo, Uncategorized and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s