Un mexicano más en la NBA. Gustavo Ayón ya está aquí.

Gustavo AyónPOR FIN desembarcó en la NBA Gustavo Ayón. No todo es fútbol en México. Mucho se habrá alegrado la comunidad oaxaqueña fanática del basquet que protagoniza el enternecedor documental Oaxacan Hoops. Llega desde Fuenlabrada, un club con historial exportador impecable: antes de Ayón ya le habían vendido a Serge Ibaka a los Ocklahoma City Thunder y a Bismack Biyombo a los Charlotte Bobcats. En los últimos años ha dado con varias joyas en canteras de escasa tradición baloncestística, una estrategia que recuerda al Baskonia de finales de los 90 que sacó petróleo de sus fichajes argentinos (Nicola, Nocioni, Scola, Oberto y Pablo Prigioni) cuando ningún club grande buscaba jugadores al sur del Río Grande. Tuvo suerte el Fuenlabrada con Ayón, y tal vez la tuvo también Ayón con el Fuenlabrada, un equipo modesto de la liga profesional española, en el que encontró minutos y buen hacer. Desde que llegó no dejaron de mejorar ni su juego ni sus estadísticas. Sus buenas actuaciones no pasaron desapercibidas para unos periodistas españoles que, con la imaginación que los distingue, se refirieron a él como “El Gigante de Nayarit“. En mi opinión, y con el permiso de Rafa Márquez, Gustavo Ayón es el deportista mexicano que más notable que se ha dejado ver en España desde Hugo Sánchez.

Esta temporada había empezado muy bien, a pesar de su lesión, y enseguida quedó claro que el Baloncesto Fuenlabrada se le quedaba pequeño. ¿Le vendrá Nueva Orleáns a la medida? De momento las estadísticas no son prometedoras. Se perdió las tres primeras jornadas porque no tenía todavía permiso de trabajo. En las siete jornadas siguientes, ha jugado cuatro partidos, en los cuales ha promediado menos de cinco minutos de juego. Es obvio señalar que ha emprendido un cambio muy brusco. Me hubiera parecido más sensato que buscase minutos, títulos y euros en Real Madrid o el F.C. Barcelona. Al venir en este momento a la NBA se salta varios escalones. Está por ver que sea el paso apropiado. A su favor, figura el hecho probado de que no ha dejado de mejorar desde que empezó a jugar a los 18 años. También la evidencia de que tiena una cabeza muy bien amueblada. Le seguiremos con atención.

Advertisements
This entry was posted in Artículos, Deportes, Uncategorized and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s